Fiestas y bodas, todo sobre bodas
 

 
  Supersticiones  
     
           

Las supersticiones o creencias, carecen de todo fundamento científico y por tanto no es aconsejable tenerlas en cuenta. No obstante y considerando  que haberlas "haylas", las comentamos  a titulo de curiosidad  y no con intención de difundirlas o de aconsejar que se cumplan.

Algo azul. En muchos lugares y países se cree y se dice, que la novia debe llevar algo azul el día de la boda, esta creencia se fundamenta en que el azul es el color de el amor y la fidelidad. Se desea y espera con ello que el novio, a partir de ahora marido, sea siempre fiel.

Algo nuevo. Está relacionado, según las creencias, con la nueva vida que significa el matrimonio. Se lleva para que nos ayude a entrar con buena suerte en la nueva etapa que para los novios comienza tras la ceremonia.

Algo prestado. Lo prestado simboliza la ayuda. Se supone que la novia debe llevar algo prestado para contar con la ayuda de amigos y familiares en su nueva vida.

Algo viejo. Simboliza según la tradición el pasado, la vida anterior hasta el día de la ceremonia. Se cree que llevarlo nos ayudará a conservar la suerte que nos depararon todas las cosas viejas que además fueron buenas.

Corbata del novio derecha. Se cree y se dice que si la corbata del novio está torcida éste será con toda seguridad infiel. Por si acaso, la novia debe cuidar que la lleve derecha durante todo el tiempo que dure la ceremonia. La creencia  tiene su lógica, si el novio está mirando a otra, que está entre los invitados, tuerce el cuello con frecuencia y eso puede ser motivo que la corbata se mueva hacia ese lado.

Dormir solos la noche anterior. Aún cuando los novios vivan juntos, algo que en la actualidad es bastante normal, se cree que la noche anterior deberán dormir solos cada uno en  casa de sus padres y si esto no fuera posible, en la de algún otro familiar allegado. Es necesario para purificar el espíritu y obtener en solitario la bendición de los dioses.

Enero mes no casadero. Se cree que enero es un mal mes para emprender una nueva etapa de la vida y por tanto no está bien visto casarse en dicho mes pues según las supersticiones la pareja pasará por dificultades económicas. Las rentas anuales siempre se pagaban al finalizar el año y por tanto Enero ha sido el mes de la cuesta. En el campo el mes de Enero que "frío y heladero" es el de mayor escasez del año, por tanto poco idóneo para que la pareja emprenda su nueva andadura.

Fetiches. En algunas regiones de España y también en ciertos  países de América Latina, es costumbre que la novia lleve oculto en el vestido un saquito de seda con objetos como, rosa, sándalo, menta, una piedra de ámbar y en resumen cosas relacionadas con la sensualidad y el amor. Se lleva para en la pareja exista siempre una fuerte atracción sexual.

Martes y trece. Existe un viejo refrán que dice: "en trece y en martes ni te cases ni embarques". El número trece se considera fatídico y de mala suerte desde la muerte de Jesucristo en la era cristiana. El motivo es que en la Santa Cena figuraban trece comensales y todos sabemos lo que ocurrió después. ¿Hubiese pasado si en vez de trece hubieran sido doce o catorce?. La verdad es que dos mil y pico años después, aún hay muchas personas que no se sientan en una mesa donde hay trece comensales ...En cuanto a martes, sabemos que es el día de la semana dedicado a Marte, que fue el dios de la Guerra en la mitología romana y que aun sigue siendo el planeta de la guerra en astrología. Se creía en la cultura romana que el Dios Marte destruía el azar y hacía la guerra a la Diosa Fortuna y por tanto simbolizaba la mala suerte.

No ver a la novia vestida. El novio no debe ver a la novia vestida antes de la ceremonia. El novio no debe ver el vestido de la novia. La novia no debe mirarse al espejo vestida tal como irá en la ceremonia. Todo esto trae mala suerte según las tradiciones supersticiosas. Nadie sabe explicar muy bien por que pero todos lo dicen. Indagando para profundizar en el tema, hemos leído cosas como estas: "Desde siempre la novia trataba de sorprender al novio vestida con su mejores galas y si éste la veía antes,  podrá sentir la tentación de abrazarla, algo que no debía  hacer hasta después de la ceremonia". También se dice que si la novia se vestía antes completamente y se miraba al espejo los dioses podrían sentir envidia de su belleza y castigarla. En la actualidad lo que la novia desea es sorprender a todos, estando guapísima el día de su boda y por tanto intenta que casi nadie la vea vestida antes.

Perlas. La novia no debe llevar perlas el día de la boda. Las perlas significan lagrimas según las creencias y pueden ser augurio de que la novia llorará con frecuencia en su nueva vida.

Santa Clara. En muchos lugares se le llevan huevos a Santa Clara, o bien se le rinde otra forma de culto, para pedirle que no llueva el día de la boda, ya que ello desluciría a la novia y a la ceremonia. Sin embargo en el ámbito rural se cree que será muy bueno que llueva el día de la boda, pues ello es señal de abundancia y por tanto la nueva familia tendrá la suerte de cara.

    
     
 

 <<< INICIO>>>